RUTAS EN BURRO Y NATURALEZA

Disfruta de la naturaleza a otro ritmo


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A ritmo de burro es otra forma de vivir la naturaleza, a lomos de nuestros burros y a su ritmo pausado. Disfruta de nuestras rutas que discurren por la montaña, a 1400 metros de altura, en la Sierra de Guadarrama, cerca de El Escorial. 

 

A Ritmo de Burro, es mucho más, es llenarse del sonido del entorno, de sus colores, de sus olores, es cargar sacos de calma y relax, para cuando nos ataquen los nervios y el estrés.

 

Déjate llevar por nuestros burros, que harán con su paso lento el disfrute de grandes y pequeños.

 

¡Antes de nada, déjanos asesorarte!

 

Dependiendo de las edades y la forma física de las personas, adecuaremos las rutas a realizar.

 

  • Para los más peques : siempre serán más aconsejables los paseos cortos.
  • Para pasar un buen rato:  a un nivel intermedio, podremos disfrutar de paseos un poco más largos y que no incluyan grandes desniveles.
  • Para los más mayores: hay rutas de un día completo o todo un fin de semana. 
  • Para los más intrépidosDisponemos de rutas a partir de dos días, descansando en refugios u hostales rurales. 

POR EL CAMINO

 

Iremos siempre acompañados por un guía de la naturaleza, que nos explicará la flora, fauna y paisaje que vayamos viendo.

Observaremos una flora única y espectacular. Dependiendo de la época del año y de la ruta que escojamos, veremos multitud de orquídeas, diferentes narcisos, peonías, prímulas, etc,;  nos embriagaremos con la explosión de olor de la floración del piorno, el tomillo aceitunero, las jaras o los pinos silvestres. 

Embelesados por el incansable canto de la totovía, el cuco o la oropéndola, veremos multitud de aves, tanto forestales (herrerillos comunes y capuchinos, carboneros comunes y garrapinos, trepadores azules, agateadores....) como de páramo (bisbitas, alondras, collalbas....), multitud de rapaces y buitres (águila real, calzada, culebrera, ratonero común, halcón peregrino, buitres leonados y negros...) y ya con algo más de suerte otros tesoros ornitológicos de la zona como el roquero solitario o el mirlo acuático.

Durante el otoño el pinar nos brindará su amplísima oferta micológica. Aprenderemos a diferenciar y recolectaremos diferentes especies de setas, entre ellas, nuestro rey: el boletus edulis.

 

Podremos observar también abundantes herbívoros, entre ellos corzos, ciervos y jabalíes, todos ellos muy abundantes en la zona.





¡¡Como disfrutar de un día perfecto!! Si quieres completar el día, después de una preciosa ruta en  nuestros  burros te puedes quedar en nuestro prado para  comer tu bocata y descansar un rato. Podrás disfrutar de sombra, agua de manantial y mucha paz.

( La cesión de este prado es totalmente gratuita y por lo tanto no se encuentra englobada dentro de nuestras actividades. Para rutas con cuatro burros)